“MERIDA AL BORDE DE LA MUERTE ECONOMICA”

La calle ancha del Bazar o el Paseo de las Bonitas, famosa por la venta de piñatas que le dan colorido a la calle 65 x 54 y 56 del Centro Histórico de Mérida, hasta la fecha caminan 300 y 350 mil personas al día, hoy! luce descolorido..(José Pallotta/OGY)

Nota de: José Pallotta: / Mérida, Yuc. 23 de Marzo 2020-.

El COVID-19, mejor conocido como el CORONAVIRUS, que ya alcanzó los 316 casos confirmados a nivel Nacional, no solo esta afecta a los humanos, también la economía de Yucatán se está viniendo abajo, púes poco a poco está muriendo, cabe señalar que la falta de conciencia de nosotros mismos, al no tomar en serio los protocolos de seguridad, Mérida, cada día toma un ambiente de incertidumbre, la gente ya no sale a las calles, y los pocos que lo hacen no usan sus cubre boca, otros si, aunque lo sientan incomodo, los comercios están cerrados, ya no tenemos donde rezar, pues las iglesias han cerrado sus puertas

-al menos para los Yucatecos, porque la catedral está disponible para los gringos- los bares, los teatros, conciertos, el programa Mérida en Domingo, la bicirruta y todo espectáculo callejero, han sido suspendidos, lo que crea desolación en las principales calles y avenidas de Mérida.

Tal es el caso de la calle 65 x 54 y 56, “el Paseo de las Bonitas ó Calle ancha del Bazar”, es así como la conocían nuestros abuelos, ahí, actualmente, es una de las zonas con mayor actividad comercial, y  con una circulación de entre 300 y 350 mil personas a diario, muchos locales comerciales han bajado las cortinas por el latente temor del CORONAVIRUS, temor a que algún cliente contagiado entre a comprar.

Ese mismo lugar -la tradicional calle de la 65 x 54 y 56- siempre ha estado colorido con la venta de piñatas que le dio fama a esa calle, hoy se ve descolorido, también los venteros ambulantes que ofrecen a la venta bisutería, camisas, shorts, entre otras cosas, también las palanganeras, que venden los deliciosos mangos en rebanadas, o las toronjas en vasos desechables, las pepitas y cacahuates, todo eso ha desaparecido del centro.

Por otra parte los centros comerciales que aún abren como uno que está en el Oriente de Mérida, sus cajeras y  “cerillitos” que por cierto los segundos, son personas de la tercera edad, y precisamente son los más vulnerables al COVID-19, no usan cubrebocas, tampoco tienen gel antibacterial en las cajas, eso es la falta de seriedad al protocolo implementado por la Secretaría de Salud de Yucatán.

Pero  también el Gobierno Federal ya le falta tomar medidas más drásticas, y dejarse de tonterías -como eso de sus escapularios si ya de por si le cayó tarde el veinte- creo que a estas alturas nuestras fronteras ya deben estar cerradas, no permitir más el acceso a los extranjeros, pues de ahí el riesgo que entren otros contagiados, mientras aquí a los Yucatecos nos piden llevar a cabo y al pie de la letra los protocolos de la SSY, solo vemos como se pasean los “Gringos” por el centro histórico…(OGY)

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
error: Contenido protegido.
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x